decamin0

Me llamo Enrique Camino, y debería pasar menos tiempo haciendo "blogs", y más escribiendo.

Sogas [4]

Pinos. Durante horas. Lo suponía, pero no lo recordaba. De pequeño nunca salí demasiado del pueblo. Llevo casi tres horas conduciendo de vuelta, y no hay más que pinos. Veintidós años después. Apenas recuerdo nada. Algo de mi casa, mi habitación… La pradera junto al río, los salmones saltando… y el escote de Tammy Berger. Sí, definitivamente el escote de Tammy Berger.

Vuelvo para ocuparme de un caso. No sé si me mandan porque han visto en mi expediente que nací aquí, y viví aquí los primeros quince años de mi vida; o porque tocaba en orden alfabético. Daniel Aaronson.

Algo de un bosque, algo de unos suicidas. El Sheriff Taylor no es un hombre muy locuaz, y estoy seguro de que le revienta las tripas tener que pedir ayuda a la capital. Además, es de otra generación. Nos ha enviado la documentación por fax. Hemos estado a punto de quedarnos sin ello, porque no éramos capaces de encontrar el rollo de papel de la máquina. Así que tenemos un par de fotos en blanco y negro con el contraste al 200%. En fin, viaje al pasado… a mi infancia, y a las viejas formas de hacer las cosas. Las que estudiaba en los libros de la facultad pero que todavía no he visto usar en el campo. Será interesante. Y frustrante.

Pinos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 03/02/2016 por en Relatos.
A %d blogueros les gusta esto: